Tag Archives: Arquitectura de la información

El diseño de información en la vida cotidiana

Imagen 01: Muelle internacional. Aeropuerto de Viena, Viena, Austria 2012. Foto propia

En el anterior post Definiendo el diseño de información, indiqué algunas definiciones que nos dan pista para entender el ¿qué es? el diseño de información, pues bien, ahora quiero a través de un ejemplo dar pistas de cómo funciona, y cómo diferenciarlo de los demás diseños.  Si el diseño de información en su definición, indica que es un tipo de diseño que busca resolver problemas y hacer simple lo complejo, podemos entonces, con estas características, encontrar en el entorno diversos tipos de soluciones, donde el diseño de información ha sido participe, buscando disminuir las posibilidades de error o facilitando el acceso a la información.

Múltiples ejemplos pueden venirse a la mente, desde complejos, hasta sencillos y cotidianos, lo importante, más haya de la dimensión del problema, es la manera cómo a través de él, se alcanza una solución.  Hacer evidente la participación del diseño de información en el entorno cotidiano, otorgará al campo, mayores claridades al intentar diferenciarlo de otros diseños u otras prácticas contingentes.

Al arribar a un aeropuerto, empleamos la información dispuesta en él para ubicarnos, “la señalética” sin embargo, no nos percatamos que la solución dispuesta allí, no es el simple hecho de disponer de una serie de “señales” instaladas de manera sistemática y con características de identidad. La cuestión, esta en la posibilidad que el usuario tenga de identificarlas, decodificarlas y emplearlas para su beneficio, en el caso del usuario, en el aeropuerto (pasajero) se trata de encontrar algo, de permitir ubicarse respecto al espacio, hallar el camino a la cinta de equipaje, algún tipo de servicio u conexión, o en su defecto, la salida mas cercana.  El sistema completo, la experiencia del usuario, las señales en si y la relación que el entorno impone, implica la participación del diseño de información en la solución.  Ahora bien, si el caso es una actividad cotidiana, de “menor” envergadura, no supone un esfuerzo menor a la hora de resolver desde el diseño de información el problema.  Por ejemplo, a la hora de ir a comprar ropa interior en una tienda, teniendo en cuenta, que en la compra de este tipo de artículos, por lo general no es posible hacer cambios o devoluciones posteriores. La situación implica una responsabilidad por parte del productor de la prenda, el cual debe brindar información al comprador que le permita tomar la decisión correcta y no se promueva el típico “ensayo y error”.

Ahora bien, resolver el problema, implica comprenderlo, hallar las variables participes y posteriormente buscar las posibles soluciones. Por último, seleccionar la más adecuada con respecto a las posibilidades de las que se disponga.

El problema, en este caso, es la identificación de la talla adecuada por parte del comprador con respecto a sus características corporales (dimensiones, morfología).  Buscar elementos que sean comunes a todos los posibles compradores, será la primera tarea. La altura y el peso definen la morfología corporal, con esto, es posible determinar el diámetro de la cintura del comprador y por ende la talla más adecuada.  Se debe tener en cuenta, que las prendas de vestir, incorporan en sus dimensiones una tolerancia, que permite que se ajusten a ciertas diferencias del tamaño de la cintura. Habiendo identificado estas dos variables, altura y peso, podemos pensar en una solución que le permita al comprador conocer esta información y tomar la decisión más conveniente.

Para que la solución sea posible, será necesario indagar con el productor de las prendas las posibles variaciones que las tallas incorporan, así como también las tolerancias bajo las cuales se confeccionan. Si esta información no se encuentra disponible, será necesario hacer las pruebas, antes de adelantar la solución gráfica.

Imagen 02: fotografía de empaque ropa interior marca propia Carrefour, internacional, Barcelona España 2012.

 Al disponer de toda la información, es posible ahora si, pensar en la forma que la solución tendrá visualmente, variables cómo el lugar donde se dispondrá, materiales, colores y tamaños se involucran a la hora de hallar la solución. La imagen 2, muestra un ejemplo acorde con lo aquí descrito, se han tenido en cuenta, para el caso, constantes como:

  • La información estará dispuesta en cada una de las prendas en la parte posterior del empaque.
  • Estará impreso a dos tientas sobre papel y presentará la información relevante en color blanco sobre un tono continuo, destacando las tallas, Xs, S, M y L del resto de la información, con la saturación del color para diferenciarlas
  • La información estará dispuesta en una tabla, donde se dispondrá en la parte superior a manera de columnas la información de pesos en kilogramos (Kg) y en la parte lateral a manera de filas, las alturas disponibles, agrupándolas por rangos de 5 centímetros (145 – 150cm).
  • El entre cruce de las filas y las columnas determinaran los rangos o tolerancias que las tallas de la prenda manejan. Permitiendo que el comprador se ubique en un rango de estos y tome la decisión de comprar, sabiendo que no tendrá que frustrarse si la prenda escogida no es la adecuada.

Esta solución presenta un ejemplo en donde el diseño de información resuelve un problema y organiza la información de forma tal que pueda ser interpretada por el mayor número de personas de manera fácil.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS